No te pierdas las fiestas de Hondarribi

Las fiestas de Hondarribi son la ocasión perfecta para conocer una de las localidades con más encanto de la provincia de Guipúzcoa. Estratégicamente ubicada entre el mar y la montaña, tiene todos los ingredientes (y nunca mejor dicho porque la gastronomía es uno de ellos) para ser el destino ideal para realizar una escapada.

Durante el año son varias las ocasiones en que esta localidad se engalana para celebrar diversos acontecimientos festivos. Y si en cualquier momento esta pintoresca villa vasca merece una detenida visita, durante sus célebres fiestas mucho más.

Las fiestas de Hondarribia que no hay que perderse

Un recorrido por los variados eventos lúdico-culturales, e incluso religiosos, que a lo largo del año se celebran en Hondarribi (Hondarribia en castellano) no puede pasar por alto los siguientes:

Image

La Semana Santa en Hondarribia

La Semana Santa hondarribiarra es digna de ser conocida. Mantiene vivos antiguos ritos en los que sus habitantes participan de forma masiva, especialmente el Viernes Santo y el Domingo de Resurrección.

Particularmente emotiva resulta la jornada del Viernes Santo, cuando la iglesia parroquial se queda pequeña para acoger a todos los asistentes, locales y foráneos, que se congregan para presenciar el auto sacramental del descendimiento de Cristo crucificado. La talla es impresionante, con sus 5 metros de altura.

El acto tiene lugar durante la celebración de los oficios religiosos propios del día y rodeado de enorme solemnidad. En él participan numerosas personas del municipio, ataviadas con túnicas o uniformes de romanos y representando diversos personajes de la Pasión.

Terminado el acto, los participantes salen del templo en procesión –la Procesión del Silencio – para recorrer diversas calles del pintoresco casco urbano medieval. También destaca la procesión del Santo Entierro, a la que históricamente han acudido personajes tan ilustres como la reina Victoria de Inglaterra o el rey Eduardo VII.

El colofón de la Semana Santa en Hondarribia lo pone el Domingo de Resurrección, con la representación y Procesión del Encuentro o Ttopara, entre Jesús y la Virgen María.

La gran belleza plástica y la antigüedad de los ritos celebrados, que se remontan al siglo XVI, convierten a la Semana Santa de Hondarribia en una de las más interesantes del País Vasco.

Hondarribia Blues Festival

Cita ineludible para los amantes de este género musical que se celebra cada año en la primera quincena de julio. En él se dan cita grandes bandas y reconocidos intérpretes de prestigio internacional. La excusa perfecta para escaparse hacia esta bella localidad a orillas del Cantábrico.

La Kutxa entrega

También en julio pero, en este caso, el día de Santiago –25 de julio –, tiene lugar en la villa donostiarra una de sus más relevantes tradiciones: la Kutxa Entrega. O lo que es lo mismo, la anual transmisión de poderes en la Hermandad y Cofradía de Mareantes de San Pedro.

Digno de ser presenciado es el desfile a través de las concurridas calles, en el que una joven destaca entre la comitiva, portando sobre su cabeza la kutxa (caja) en la que se custodian los objetos de mayor valor de la cofradía, es decir, sus manuscritos y caudales.

En un momento dado, la joven deberá girar sobre sí misma, tantas veces como pueda, sin dejar de portar la caja. Y ello porque, según asegura la leyenda, el éxito de las capturas de ese año dependerá de las vueltas que haya sido capaz de dar.

Image

El Alarde de Hondarribi

Este pintoresco acto, de fama internacional, se celebra el 8 de septiembre de cada año desde 1639. Se trata del voto a la Virgen de Guadalupe renovado anualmente, en agradecimiento por la liberación del asedio francés que sufrió la localidad durante 69 días en aquel lejano año de 1639. Ni un solo año han faltado los hondarribiarras al cumplimiento de su promesa.

Las celebraciones se inician días antes, con la Novena a la Virgen de Guadalupe, y finalizan el día 10 de cada mes de septiembre con un acto religioso recordando a los fallecidos durante el asedio. Destaca especialmente la procesión cívico-religiosa, escoltada por los Paisanos Armados y que da nombre al evento: el Alarde de Hondarribi.

Este tipo de prácticas, los alardes, tienen su origen en la Edad Media, cuando era costumbre acompañar con escolta armada las ceremonias cívico-religiosas en días de especial significación, como podían ser las fiestas de San Juan Bautista, San Pedro o el Corpus.

Por otro lado, al poseer los territorios del País Vasco sus propios Fueros (legislación particular), estos preveían que cada pueblo pudiera, o incluso debiera, organizarse militarmente. Así, cada localidad tenía su propia milicia foral, integrada por los varones entre 18 y 60 años. De ahí que estas ceremonias hayan pervivido llegando hasta nuestros días.

Estas son las principales fiestas de Hondarribi. Quien no las haya vivido todavía tendrá en ellas una razón más para conocer esta preciosa localidad vasca.

C/ Axular nº 1 bajo, 20280 Hondarribia, Gipuzkoa

Registro Turístico: HSS00844