Image

Disfruta de la naturaleza en Hondarribi, uno de los pueblos con más encanto de Euskadi

En plena provincia de Gipuzkoa y a unos 20 kilómetros de Donosti se sitúa Hondarribi, considerado como uno de los pueblos más bonitos y con más encanto de Euskadi. De hecho, en esta localidad ubicada en la desembocadura del río Bidasoa es donde se levanta el aeropuerto de la capital, y cuenta con un marcado carácter turístico y residencial. Muchos son los visitantes que aprovechan cada año la ocasión para disfrutar de la naturaleza en Hondarribi y de las múltiples ofertas de ocio y diversión que pone sobre la mesa esta ciudad que se encuentra en plena frontera con el vecino país de Francia.

La playa de Hondarribi, sin lugar a dudas, es uno de los principales atractivos de esta localidad de tradición pesquera. Su fina arena blanca, sus cristalinas y tranquilas aguas del Cantábrico y su estratégica ubicación la convierten en un lugar en el que merece la pena relajarse y desconectar de la rutina.

Alrededor de 800 metros de extensión, en plena Bahia de Txingudi y junto al puerto deportivo de Hondarribia, este fantástico paraje natural ejerce de gran reclamo para quienes deciden hacer turismo en la zona. Además, el paseo marítimo que flanquea esta playa urbana está dotado con todo tipo de servicios para ofrecer las máximas comodidades a sus usuarios.

Image

En una tarde de verano, no hay plan mejor que tumbarse a tomar el sol, relajarse con un baño y terminar la jornada con un refrigerio en cualquiera de las terrazas que hay en las inmediaciones. La ciudad brinda numerosas posibilidades no solamente para quienes buscan cobijo bajo el sol, puesto que su oferta gastronómica ha crecido tanto en los últimos tiempos que ha contribuido a que hayan incrementado las cifras de turistas que cada año deciden pasar en ella sus vacaciones.

La escena culinaria en Hondarribi ha experimentado un auge espectacular desde hace unos años, gracias al prestigio y reconocimiento adquiridos por una serie de chefs que han levantado sus negocios en la ciudad. La riqueza de la afamada gastronomía vasca puede degustarse en su máxima expresión en los numerosos restaurantes y bares de pintxos que han ido abriendo sus puertas en estos años de crecimiento.

Es una gozada saborear sus recetas en cualquier rincón del casco histórico, que supone otro de los grandes atractivos que ofrece la localidad. Rodeado por una muralla medieval perfectamente conservada, en sus calles se levantan elegantes casas de estilo vasco, la mayoría con balcones fabricados en madera y pintados con una amplia gama de colores, que otorgan a la ciudad un brillo singular.

Image

Rutas por Hondarribi que merece la pena completar

Viviendas que se mezclan en completa armonía con numerosos edificios barrocos que hacen que la zona antigua de la ciudad desprenda una magia especial. La muralla que la flanquea dispone de dos entradas, una de ellas la Puerta de Santa María Atea, en la que se sitúa el escudo de la ciudad, que data de 1694 y donde aparece la virgen de Guadalupe. Dicha puerta se encuentra custodiada a la izquierda por la escultura del Hatxero, que representa a un soldado que en su tiempo trabajaba en dichas fortificaciones.

Del centro de Hondarribi merece la pena ver la calle Mayor, el Palacio de Casadevante, el Palacio de Zuloaga, la Iglesia de Santa María de la Asunción y del Manzano, la Plaza de Armas, el Castillo de Carlos V, la Casa Mugarretenea en plena calle San Nicolás, la Casa Eguiluz en la calle Juan Laborda, la plaza de Gipuzkoa, el revellín de San Nicolás y los baluartes de San Nicolás y de la Reina.

Es una de las rutas por Hondarribi más conocidas, que no estará completa si no se termina en el barrio de la Marina, donde es posible encontrar una amplia variedad de restaurantes.

 

Image

La ciudad se encuentra en plena Bahía de Txingudi, que es un placer contemplar desde cualquiera de los barcos que diariamente parten desde este antiguo barrio pesquero, convertido hoy día en la principal zona de ocio, hacia la vecina localidad francesa de Hendaya, al otro lado del río Bidasoa. En apenas cinco minutos es posible acceder a su maravillosa playa, que poco tiene que envidiar a la playa de Hondarribi.

Numerosas rutas por Hondarribi en la zona del litoral de la costa vasca completan otra de las grandes alternativas de ocio que ofrece esta localidad turística. Su privilegiado enclave, entre el mar y la montaña, la convierten en un lugar ideal para quienes son felices practicando actividades al aire libre como el senderismo.

Entrar en pleno contacto con la naturaleza en Hondarribi completando la primera etapa del Camino de Santiago mientras se disfruta, por ejemplo, de los preciosos acantilados y calas que se sitúan en las cercanías del monte Jaizkibel es un privilegio al alcance de todo aquel que se decida a visitar Hondarribi, una ciudad turística con posibilidades para satisfacer todos los gustos.

C/ Axular nº 1 bajo, 20280 Hondarribia, Gipuzkoa

Registro Turístico: HSS00844